Cargando Eventos

De lunes a sábado en horario de 9:00 a 14:00


Una interesante exposición fotográfica en el Mercado de Abastos  sobre el propio mercado, que se enmarca dentro de las actividades de dinamización comercial y promoción social del mismo, promovidas por la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Zamora. La muestra recoge 31 fotografías de Juan Carlos Benéitez con textos de Luis Ramos y ha sido presentada hoy en el Ayuntamiento por los propios autores, junto con  el concejal de Comercio, Christoph Strieder, y el presidente de la Asociación de Industriales-AZIMA, Bernardino Domínguez.

Esta exposición, que se inaugurará el sábado a las 12,00 de la mañana, ofrece una visión interior de la actividad que se desarrolla en torno al recinto, ya que tanto Benéitez como Ramos han vivido personalmente desde pequeños la actividad y evolución del Mercado de Abastos, donde siguen manteniendo vínculos personales o familiares. En este sentido Luis Ramos define la exposición como una muestra en la que se recogen vivencias personales de una manera casi poética pero también reivindicativa. Y lo explica aludiendo a lo que él considera la diferencia entre “lugares”, con historia y personalidad como es el Mercado, y los “no lugares”, como las grandes superficies en las que todos somos a fin de cuentas una simple tarjeta de crédito.

Luis Ramos considera además que el Mercado de Abastos de Zamora “ha hecho “comunidad y debe seguir haciéndola”. Algo con lo que se muestra plenamente de acuerdo el concejal de Comercio, quien puso de manifiesto el compromiso firme de la Corporación Municipal con el Mercado de Abastos y su revitalización como centro de la actividad comercial y la vida urbana de la ciudad.

En este sentido anunció que desde la Concejalía se está trabajando en el proyecto de rehabilitación integral y mientras tanto se lleva a cabo lo que Strieder denominó “Plan de emergencias” que consiste en la realización de distintos trabajos como  limpieza, mantenimiento, mejora de las instalaciones o el fomento de la actividad comercial. Puso como ejemplos la actuación en el sistema eléctrico por importe de 17.000 euros, los 14.000 euros invertidos en las labores de limpieza y rehabilitación de doce puestos de venta vacíos que podrán volver a ponerse a disposición de los industriales con una concesión “en precario” hasta que se inicien los trabajos de rehabilitación integral; o las campañas de promoción y animación de actividad comercial en el Mercado llevadas a cabo en colaboración con la  Cámara de Comercio, Caja Rural y AZIMA. Y anunció una nueva actuación a principios del próximo año sobre las vidrieras frontales de ambas fachadas, “que son un elemento emblemático del Mercado y llevan muchísimos años sin tocarse”.

El objetivo último es que el Mercado tenga una apariencia y unas instalaciones adecuadas que atraigan de nuevo a los ciudadanos e inviten a comprar. Una labor que fue reconocida por el presidente de la asociación de industriales, quien agradeció expresamente al concejal el esfuerzo que está llevando a cabo para revitalizar un mercado “que ha estado abandonado durante muchos años. Porque además de ser un edificio emblemático es el centro con la mayor oferta de productos frescos y de calidad de la ciudad”.